Nuestras joyas cuentan con una garantía de dos años desde el momento de la compra que cubre todos los defectos eventuales que pudieran surgir de fabricación, pero en ningún caso aquellos provocados por un uso indebido por parte del cliente.
Para hacer efectiva dicha garantía deberás presentar una prueba de compra ticket de compra, ticket regalo o factura o si por circunstancias puntuales queda demostrado que la pieza tiene menos de 6 meses de antigüedad desde su compra.

Las Joyas no deben entrar en contacto con agua, detergentes u objetos duros. Especialmente los perfumes, sprays y cremas pueden destruir la capa protectora de rodio y disolver el compuesto que mantiene sujeto al cristal.
No es aconsejable llevar puestas las joyas para realizar actividad física o para dormir. El sudor puede dañar el producto.